Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

Sesgos, racismo y mentiras: afrontar las consecuencias no deseadas de la IA

 La frase «inteligencia artificial» puede evocar imágenes de máquinas que son capaces de pensar y actuar como los humanos, independientemente de cualquier supervisión de personas reales, de carne y hueso. Las versiones cinematográficas de la IA tienden a presentar máquinas superinteligentes que intentan derrocar a la humanidad y conquistar el mundo.

La realidad es más prosaica y tiende a describir software que puede resolver problemas, encontrar patrones y, en cierta medida, «aprender». Esto es particularmente útil cuando es necesario clasificar y comprender grandes cantidades de datos, y la IA ya se está utilizando en una serie de escenarios, particularmente en el sector privado.

Los ejemplos incluyen chatbots capaces de realizar correspondencia en línea; sitios de compras en línea que aprenden a predecir lo que podría querer comprar; y periodistas de IA que escriben artículos deportivos y comerciales (esta historia, les puedo asegurar, fue escrita por un humano).

https://news.un.org/en/story/2020/12/1080192

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: