El aprendizaje profundo se topa con un muro

Con todos los retos de la ética y la computación, y los conocimientos necesarios de campos como la lingüística, la psicología, la antropología y la neurociencia, y no sólo de las matemáticas y la informática, hará falta un pueblo para elevar a una IA. No debemos olvidar nunca que el cerebro humano es quizá el sistema más complicado del universo conocido; si queremos construir algo más o menos igual, la colaboración abierta será clave.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: