Identidad digital y biometría: Cuando tu cara revela tu estado de vacunación … y más

https://lens.monash.edu/@politics-society/2021/11/17/1384067/digital-identity-when-your-face-reveals-your-vaccination-status-and-more

A medida que muchos australianos salen de las restricciones de cierre, se enfrentan a una serie de nuevos puntos de control: en las tiendas, el lugar de trabajo, los lugares de ocio y las fronteras estatales.

Muchos de nosotros no solo tenemos que registrarnos en varios lugares escaneando códigos QR, sino que ahora se nos exige que mostremos una prueba de vacunación y, en algunos contextos, una prueba de pruebas de COVID-19 negativas.

El resultado ha sido la imagen cada vez más familiar de personas tanteando con sus teléfonos inteligentes en la acera frente a cualquier espacio en el que intentan entrar. En algunos casos, esto puede significar frustrantes combates con las aplicaciones («¿Cuál era el código PIN de la aplicación de Medicare?»; «¿Lo he vinculado a mi cuenta de MyGov?»; «¿Dónde está ese texto con los resultados de mis pruebas?»; «Uh-oh… ¡mi batería se está agotando!»).

Australia no está sola. La pandemia ha contribuido a un nuevo conjunto de protocolos para viajes y accesos de todo tipo, todo ello en nombre del control de la circulación humana para frustrar la del virus.

Estas nuevas capas de verificación y control sientan las bases de una tecnología que ofrece cortar el nudo gordiano de las contraseñas, los nombres de usuario, los códigos PIN y QR, así como los pasaportes, las tarjetas de vacunas y los billetes de papel: la biometría.

Aprovechando el éxito del uso de la tecnología de reconocimiento facial para el control fronterizo, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) ha presentado una iniciativa de pases de viaje que permitiría un tránsito «sin fisuras», respetando las restricciones de la pandemia. De acuerdo con la afirmación de la IATA de que «el futuro de la aviación es biométrico», su solución «One ID» no sólo identificaría las credenciales de viaje de un pasajero, sino que las vincularía, a nivel internacional, con el estado de las vacunas de los viajeros, los resultados de las pruebas y/o la «prueba de recuperación».

La solución «One ID» aborda un problema que no se limita a los viajes aéreos -o a la respuesta a la COVID-19-, sino que se ve agravado por la perspectiva de viajar en tiempos de pandemia.

En términos más generales, nos encontramos navegando por una creciente variedad de solicitudes de acceso y puntos de control tanto en línea como fuera de ella. Según algunas estimaciones, la persona media con acceso a dispositivos inteligentes y recursos en línea tiene unas 100 contraseñas, y este número está creciendo rápidamente. La proliferación de los servicios en línea puede facilitar el acceso, pero arroja obstáculos en forma de credenciales de acceso, como probablemente ha descubierto cualquiera que haya tenido que restablecer su sistema de identificación de dos factores.

Utilizamos contraseñas para ver la televisión y las películas, para acceder al banco, a la biblioteca, a nuestros libros, a nuestro correo electrónico, a nuestros periódicos, a la intranet del trabajo, a los boletines de notas de nuestros hijos, a nuestros sitios de compras, a nuestro proveedor de servicios de Internet, a nuestra cuenta de servicios gubernamentales, a nuestra cuenta de peaje en la autopista, a nuestra música, a nuestras cuentas en las redes sociales, a nuestros juegos en línea, a nuestros documentos y calendarios, y así sucesivamente.

El actual intento de controlar la propagación del COVID-19 significa que el espacio físico se parecerá más a los espacios protegidos por contraseña en línea; tendremos que mostrar credenciales para verificar nuestro estado de inmunidad y marcar nuestros movimientos a medida que avancemos en el curso de nuestra vida cotidiana: presentarnos en el trabajo, ir a un café para almorzar o al teatro por la noche.

Estas formas de «fricción» que se multiplican al movernos por el espacio físico y virtual sientan las bases para una solución biométrica unificada, una respuesta tecnológica a los obstáculos digitales que se multiplican a nuestro alrededor.

La solución «One ID» prevista por la IATA para los viajes en avión anticipa un mundo en el que, en lugar de tener que lidiar con los pasaportes y otras formas de identificación, seremos reconocidos por sistemas automatizados que nos permitirán pasar sin problemas por estos puntos de control.

*** Translated with http://www.DeepL.com/Translator (free version) ***

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: